Los modos de visualización de Heimo Zobernig

La obra Sin título, 2015 (HZ 2015-093) del artista austriaco pertenece a la colección de La Fundación Canaria Para el Desarrollo de La Pintura.

Heimo Zobernig (Mauthen, Austria, 1958). Estudió en la Academia de Bellas Artes y luego en la Universidad de Artes Aplicadas, ambas en Viena. Este artista aborda con aspecto crítico diversos medios como la pintura, la escultura, el vídeo, la instalación, la intervención arquitectónica y la performance.

Zobernig ha extraído varios momentos y movimientos históricos del arte, específicamente el modernismo, postmodernismo, abstracción geométrica y minimalismo, con un espíritu riguroso e interrogatorio. Su enfoque a menudo juguetón también incluye una afinidad aguda y permanente con los modos de visualización, diseño de escenarios y teatralidad.

En sus obras cuestiona el relato del arte en medios como la arquitectura, el diseño y el teatro al remover posiciones ideológicas subyacentes, reinterpretándolas con una característica economía de medios, materiales y metodologías. Para este artista la reflexión sobre el propio modelo expositivo y su contexto adquieren un interés central en sus creaciones.

Sin título, 2015 (HZ 2015-093), 200 x 200 cm, acrílico sobre lienzo. Obra de la Colección FCDP.

 

Su práctica en todas estas formas está conectada por un interrogatorio del lenguaje formal del modernismo, Zobernig subvierte fundamentalmente el alto ideal modernista del monocromo, comprometiendo su pureza estética con la introducción de elementos decorativos, funcionales o ligeramente cómicos.

Vista de la exposición en el Palacio de Velázquez, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, 2012.

Tales enfoques subversivos de la arquitectura tradicional y el uso poco convencional del espacio sirven para subrayar la fascinación de Zobernig por la estructura de su arte, tanto física como conceptual, generando una calidad performativa que cuestiona las preocupaciones históricas e ideológicas del arte preexistente. Así, los propios mecanismos expositivos que crea toman el lugar de las obras, y el espacio pasa a ser parte esencial de la muestra.  Se evidencia la escenificación del arte como motor del mismo. “El público debería participar cuestionando su propio ser, además de como simple espectador, como vínculo entre objeto y discurso, de tal modo que se de en el espectador un fenómeno de apropiación y reflexión sobre la creación de significado dentro y fuera de las artes”, explica Zoberning.

En 1993 Recibió el Premio Otto Mauer y en 1997 del Premio de Bellas Artes de la Ciudad de Viena.

Vista de la exposición en la galería Meyer Kainer, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .