La belleza como disfrute de Pérez Villalta

Las obras “Lugares 25: Mihrab” y “Sin título” del artista gaditano se encuentran en la colección de La Fundación Canaria Para el Desarrollo de La Pintura.

Guillermo Pérez Villalta (Tarifa, 1948), es uno de los representantes de la Nueva Figuración Madrileña de los años 70 y 80, y uno de los pintores más representativos del Posmodernismo en España. Estudió arquitectura, pero siempre pintó. Además, la pintura fue el medio que encontró más sencillo para expresar sus ideas. En Madrid desde 1968, Pérez Villalta conformó en esta década un estilo manierista de colorido y figuras deformadas en contorsiones. A mediados de los 80 evolucionó hacia un colorido más cálido y con una técnica más suelta que podía recordar a Tiziano y a algunos maestros del siglo XVII. En la década de 1990 se intuye un giro hacia formas más definidas, y posteriormente el artista ha explorado estéticas orientales, rococós y geométricas, como reflejan las obras de la colección de la Fundación. (FCDP)

2Sin título”, 1991, 72 x 107.5 cm, óleo sobre lienzo, obra de la Colección FCDP.

Es un artista fiel al estudio de la tradición, con tendencia a una ornamentación abigarrada y a una exuberancia que inspira optimismo (o nostalgia por un pasado idealizado). Defensor de la belleza como disfrute y como «necesaria para vivir», Pérez Villalta no oculta su afán por lo ornamental (en oposición al arte minimalista) y aunque a veces sea provocador y roce el escándalo, sigue métodos de diseño y producción tradicionales: múltiples bocetos, técnica depurada de lenta ejecución…

Frente a los valores de la modernidad abstracta (autenticidad de los materiales y pureza formal), la pintura de Villalta es de naturaleza totalmente narrativa, como se aprecia en dos obras suyas muy significativas que se encuentran en el Museo Reina Sofía de Madrid; Grupo de personas en un atrio (1975) y Gente a la salida de un concierto de rock (1979).

Además, en los años 70 diversificó su producción, creando grabados en aguafuerte, serigrafía y litografía y diseñando escenografías para teatro, cerámicas, muebles, y textiles.

La arquitectura, y sobre todo la geometría, constituyen el eje de sus últimas obras, en las que Pérez Villalta vuelve a temas de la década de los setenta: el mar, el misticismo, las alusiones a la historia del arte y, por encima de todo, la geometría.

“Lugares 25: Mihrab”, 1993, 100 x 70. 5 cm, mixta sobre cartón. Obra de la Colección FCDP.

En 1985 Pérez Villalta recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Sus obras están presentes en colecciones como: Museo Reina Sofía de Madrid, Museo Bellas Artes de Bilbao, Fundación Juan March de Palma de Mallorca y Patio Herreriano de Valladolid entre otros… El CAAC de Sevilla cuenta con un nutrido repertorio del artista, gracias a un acuerdo mixto de donación y depósito suscrito por él en 2013.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .