Las grandes historias de Alexis Esquivel

el

Las obras del artista cubano, “La revolución pactada o la frontera hiperbórea”, y “Oyendo crecer la hierba”, pertenecen a la colección de La Fundación Canaria Para el Desarrollo de La Pintura.

Alexis Esquivel, La Palma, Pinar del Río, Cuba, 1968, ha desarrollado su obra a través de la pintura, la instalación, la performance y el vídeo, abordando de manera crítica diferentes perspectivas de la representación histórica de la sociedad, la cultura y la política en Cuba. Licenciado en Educación Plástica por el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona (La Habana, 1991). Ha sido profesor de la Academia de Bellas Artes San Alejandro (La Habana, 2000-2002) e impartió cursos como profesor invitado en la Universidad de Tufts (2000-2001).

Esquivel es uno de los artistas cubanos contemporáneos que concibe la creación como ejercicio de la memoria visual. Continuador de la tradición retratística nacional, este pintor, escoge como temática fundamental el retrato histórico. Sin embargo, la imagen que nos presenta no es aquella a la que estamos habituados, sino que la transforma en un juego visual de gran significación conceptual.

Sus piezas tienen un carácter testimonial en diversos sentidos. Alexis Esquivel busca en el pasado y relaciona la historia con el presente. Sus protagonistas son héroes, personalidades políticas o culturales, y la propia sociedad. Su obra está enmarcada en un contexto del que no se desprende, y respira un carácter social indiscutible. No obstante, a pesar del respeto con que lo hace, el autor trabaja situaciones que ridiculiza, las hace humorísticas y absurdas, pero a la vez atemporales y alegóricas. Con ello conduce a una multiplicidad de lecturas que constantemente se desborda de su obra. Muestra de ello, son las dos obras de la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de La Pintura.

“La revolución pactada o la frontera hiperbórea”, 2013, 200 x 300 cm, acrílico sobre tela, obra de la Colección FCDP.
“Oyendo crecer la hierba”, 214, 140 x 114cm, acrílico sobre tela, obra de la Colección FCDP.

El lenguaje que emplea este pintor es perspicaz y singular en la estética. Alexis acude a las imágenes superpuestas a modo de borrador. Así, la obra se erige como plataforma de debate sobre las diferentes lecturas del presente y del pasado, y se convierte en espacio donde se conjugan las identidades.  Deconstruye así los mitos en que se han convertido estas figuras: lleva a la palestra pública construcciones y fabulaciones apócrifas que minan la sacralidad con que han sido tratadas. El retrato se convierte en un simple pretexto, pues la lógica de la representación, si nos atuviésemos a criterios de clasificación tradicionales, se ajustaría más bien a un cuadro de costumbre.

En una de sus primeras obras y más célebres, ” Carlos Manuel de Céspedes y la libertad de los negros” (1993), el “Padre de la Patria” era enjuiciado por sus abandonados “hijos” negros, que danzaban a su alrededor en un ritual para exorcizar al esclavista que titubeó por conveniencias políticas y económicas de los terratenientes criollos, de los cuales formaba parte, y cuyo apoyo necesitaba para continuar la gesta independentista, al firmar el decreto del 27 de diciembre de 1868 que proclamaba una “emancipación, gradual y bajo indemnización, de la esclavitud”. La imagen de la obra está a continuación.

Esquivel ha tenido una experiencia interesante convenciendo a los cubanos de la validez de discutir temas de raza e identidad. Dijo en más de una ocasión que: “uno de los mejores medios para romper la resistencia por parte de los cubanos más livianos era comenzar a discutir la confusión que existe del lado de los cubanos negros. Una vez que la gente ve que es un problema universal, están más dispuestos a discutirlo”. Pero lo interesante es que en muchas de sus obras la tergiversación de los caracteres canonizados en la figura escogida, se orienta a partir de la recopilación del imaginario popular.

Otras de sus obras más conocidas son: “Picnic Nacional” (1996), “El día de la independencia” (1998), “Mercado de invierno o más se perdió en Bagdad” (2008), “Árbol genealógico” (2008), “Mitochondrial Ciudadano del futuro” (2009), “Democracy” (2009), “Héroe postcolonial”(2010), “Smile you won!” (2010), “Republique Light” (2011), y “Live president subtitled in Chinese” (2011). Desde 1987, ha participado en numerosas exposiciones colectivas e individuales. Sus piezas han sido exhibidas en países como Canadá, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Portugal y Puerto Rico.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s