La reflexión sobre el cuerpo de Begoña Montalbán

el

Su obra “Interiores 7” pertenece a la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura.

Begoña Montalbán es una escultora y fotógrafa vasca, (Bilbao 1956), cuya obra está caracterizada por la variedad de soportes y técnicas que utiliza, y por la reflexión sobre el cuerpo, el dolor, la enfermedad y la acción terapéutica sobre el sufrimiento; en su doble vertiente física y mental, con una atención especial hacia la mujer. La reflexión sobre las vivencias personales y su relación con el entorno es el punto de arranque de Montalbán para realizar sus trabajos, que inciden en lo sensible, en la experiencia del sujeto contemporáneo y en los conceptos del tiempo, realidad y memoria.

La obra perteneciente a la Fundación Canaria Para el Desarrollo de La Pintura, “Interiores 7”, narra la figura humana fotografiada. Refleja sus características imágenes lechosas donde los cuerpos de diversas mujeres han sido transformados en falsos maniquíes de color gris claro, que posan estáticos, (con atributos y gestos casi borrados), perdidos en un fondo aún más blanco. Montalbán trata de plantear una representación del tema de la identidad,  “del Yo y sus reflejos”, y del propio reflejo como única forma verdadera de atisbar el conocimiento de uno mismo. Como ella misma señala: “son obras donde el sabor del recuerdo trata sobre el espacio del pensamiento y sus cualidades efímeras y de cambio y fluidez; el pensamiento como espacio interior, donde fluyen recuerdos, sensaciones y emociones”.

“Interiores 7 (1/3)”, 2002, fotografía digital sobre aluminio y metacrilato.Obra de la colección FCDP.

Pero, entre esa voluntad de equivalencias entre cuerpos distintos que crea la artista, se reflejan disonancias que remiten a la ausencia, a la nostalgia de ser:” una poética del silencio anclada en lo romántico”, como se define Montalbán, que se acerca aún más al asunto de la identidad, descifrándola y casi definiéndola como una búsqueda de lo propio en lo ajeno, de lo separado en su propia diferencia. En definitiva, dos polos de atracción de formas y frecuencias distintas que traslucen cierta búsqueda que podríamos llamar propia de lo Romántico: la identificación entre lo exterior y el ser subjetivo, la expresión de lo interior a partir del medio, y de uno mismo como fluir común ajeno a la voluntad.

“Stances 3”, impresión digital sobre lona, montadas sobre bastidores de madera.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s