El sugestivo poder de asociación de Pedro Cabrita Reis

La obra del artista portugués, “Caminando sobre la tierra entre árboles y piedras #2”, pertenece a la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura.

Pedro Cabrita Reis, Lisboa 1956, es un referente dentro de la escena artística de Portugal. Su obra se volvió crucial para la comprensión de la escultura a mediados de la década de los 80. Su obra, compleja, caracterizada por un idiosincrático discurso filosófico y poético, engloba una gran variedad de medios: pintura,  fotografía, dibujo y escultura. Utilizando materiales simples, muchas veces del mundo industrial, y sometiéndolos a su proceso creativo; Cabrita Reis recicla reminiscencias casi anónimas de gestos y acciones que se repiten en lo cotidiano.

“Caminando sobre la tierra entre árboles y piedras”, t. mixta sobre cartón, obra de la colección FCDP.

Centradas en cuestiones relativas al espacio y a la memoria, sus obras adquieren un sugestivo poder de asociación que, transponiendo lo visual, alcanzan una dimensión metafórica. De hecho, la compleja diversidad teórica y formal de la obra de Pedro Cabrita Reis procede de una reflexión antropológica que es en todo contraria al reduccionismo del discurso sociológico o ideológico.

Todo en su compleja obra tiene que ver con eso, con la vida en todos sus estados.
Lo vemos en sus dibujos, fotografías, esculturas y pinturas que hoy forman parte de colecciones internacionales tan importantes como las de la Tate de Londres, la Fundação Calouste Gulbenkian de Lisboa o la de Hamburger Kunsthalle, entre muchas otras, y que han participado en bienales como la de Venecia o São Paulo.

Cabrita Reís trabajando en su estudio.

Su oficio, además de artista, es el de recolector de recuerdos: “A algunos artistas les interesa analizar los cánones para destruirlos e imponer otros, pero yo no formo parte de esa familia. Yo voy silenciosamente recogiendo lo que otros han olvidado o han dejado atrás. Todo me interesa, por eso soy un recolector. A partir de ahí organizo mi percepción del mundo. Desde que empecé en los 80, mi trabajo siempre se ha basado en lo mismo: en la curiosidad absoluta, en una manera de mirar que no termina en lo que ves, donde una pintura de Rembrandt es igual que una piedra que recoges en la playa”, explica.

Vista interior de su instalación, “Absent Names”, 2003.

Cuando pinta o cuando hace sus esculturas Pedro Cabrita  Reis no parte de un dibujo, sino que nacen de un pensamiento que se podría decir que es inherente, no necesitando de la acción preparatoria del dibujo. Su obra evita el encasillamiento estilístico y practica todas las técnicas, procedimientos y soportes. Su obra aborda las cuestiones del espacio, la arquitectura y la memoria, a través de metáforas visuales.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s