El arte conceptual de Norbert Bisky

Norbert Bisky (Leipzig, 1970), nacido en la antigua Alemania Oriental, decidió convertirse en artista tras la caída del Muro de Berlín. Produce pinturas exuberantes, coloridas y cargadas de imágenes, a través de las cuales explora el entrelazamiento del comunismo, la religión y el estado. Influenciado en parte por las imágenes publicistas socialistas con las que creció, este artista contemporáneo alemán, trabaja dentro de la estética realista social que prevalece en su juventud, aportando una nueva vitalidad a través del uso del color y la imaginación. “Ni siquiera me siento como un artista figurativo, me siento más como un artista conceptual. Tengo una idea y quiero expresarla”, afirma Bisky.

“Bonfire”, 2011, óleo sobre lienzo, 200 x 300 cm.

Su estilo figurativo de pintura, evocando el realismo socialista que experimentó como niño en la República Democrática Alemana, sugiere tanto el hedonismo como el caos en su forma contemporánea. Bisky pinta cuadros al óleo claros y luminosos. Él mismo los llegó a describir como “lavados con detergente”. Y exactamente así todo resplandece: hombres jóvenes, guapos, felices y rebosando fuerza, pura naturaleza intacta. Bisky no permite que se le describa como un maestro de los sunnyboys; la poesía de los cuadros está contraatacada por circunstancias sarcásticas. La descripción del mundo se radicaliza, Bisky destruye sus propios iconos, donde los colores claros dan paso a fondos oscuros. En resumen, obras con reminiscencias al realismo socialista, pero también a los soportes publicitarios de los años 1950 y 1960. Es, precisamente, por este análisis de la historia alemana reciente que su obra despierta tanto interés. Esto se aprecia en todas las obras del artista, y como no podía ser de otra manera, la perteneciente a la colección de la fundación. la obra “Ataque”, 2014.

“Ataque”, 2014, óleo sobre lienzo, 300 x 250 cm, obra perteneciente a la colección FCDP.

Sus pinturas son testimonio de luchas internas de la identidad en un mundo de falsas promesas. Luchas de adolescentes, niños con granadas en las manos o fusiles apuntando objetivos dispares, jóvenes bebiendo, meando o vomitando en el paisaje y más recientemente, sujetos más complejos, con más colorido y una composición más brutal. Bisky cuenta entre sus favoritos a Goya, al que descubrió durante su estancia en España en 1995 mientras estudiaba  en la Facultad de Bellas Artes de Madrid. Comenzó utilizando como modelos, fotografías que realizaba con una Polaroid, técnica que ha continuado usando en los años posteriores. Sus personajes se repiten así en varios cuadros, incluso más de una vez en algunos de ellos.

Imagen de la exposición “Dies Irae”, 2016, en la Galerie Crone Wien, Viena.

http://www.norbertbisky.com

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s