Las lecturas de simbolismo de Susy Gómez

La obra “El Flujo de la sangre VIII” de la artista mallorquina se encuentra en la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura.

Susy Gómez (Pollensa, 1964), esta artista contemporánea, licenciada en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona, fue pionera en la multidisciplinariedad, en su obra priman la fotografía y las instalaciones pero también trabaja la escritura efímera, dibujo, vídeo, pintura y escultura. En 1993 expuso por primera vez en Barcelona en el Espacio 13 de la Fundación Joan Miró, lo que supuso el despegue en su carrera artística.  En el año 2000 el IVAM le dedicó su primera retrospectiva, la exposición Algunas Cosas Que llamaba Mías.

“Flower”, 2007, escultura de hierro.

Manipula fotografía, pintura, piezas escultóricas y láminas de acuarela y témpera, con múltiples lecturas y simbolismos que según la propia artista sólo toman sentido a través del espectador. Además de trabajar el cuerpo femenino, en su obra se pueden ver varias propuestas, que continúan la tradición del postminimalismo y  a la vez vinculada a las estéticas más actuales a través de la cual nos ha hablado de las imágenes estereotipadas femeninas y los roles impuestos. La artista tiene la necesidad vital de cuestionarse el presente, el destino, el sentido de la vida y la identidad desde múltiples ámbitos. “La constante de mi obra no son los elementos tomados casi literalmente de la vida, sino la mirada que se deposita en ellos, la mirada a nuestro alrededor como una opción crítica del mundo, de un yo que se resiste a mostrarse si no es a través de la mirada del espectador”, asegura la artista. Un ejemplo de ello es la obra perteneciente a la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura, con esta nube que tapa el rostro femenino, pudiéndolo entender como esa ocultación del ser que ella propone.

“El flujo de la sangre VIII”, 2004, 200 x 250 cm, acrílico sobre tela, obra de la colección FCDP.

Susy Gómez, como otros artistas de su generación, desarrolla una estética posconceptual, difícil de encasillar, donde establece discursos con preferencia por los temas del cuerpo y la identidad. Técnicamente su obra es muy variada, con materiales diversos de los más efímeros y frágiles como la llama de una vela a algunos más pesados, como el bronce o al hierro, pasando por el vídeo y unos usos muy personales de la instalación y la fotografía. Su temática es también muy amplia abarcando desde los recuerdos autobiográficos hasta unas propuestas herméticas en las que símbolos figurativos se utilizan como símbolos abstractos. Sus imágenes son siempre imágenes de cosas que son cercanas, de la naturaleza o de la vida cotidiana: ojos, corazones, mariposas, flores, casas, montañas o vestidos que funcionan como metáforas abiertas.

“Untitled (2007”, fotografía en color sobre madera.

En 2002 fue elegida, junto con Sigfrido Martín Begué, por el Ministerio de Asuntos Exteriores como representante del arte de vanguardia del país durante la presidencia española de la Union Europea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s