Julian Opie, la representación mínima de la figuración

La obra del artista británico, “Estate agent and Physiotherapist 2”, pertenece a la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura.

Julian Opie, (Londres, 1958), sin necesidad de renunciar al minimalismo, la obra de Julian Opie es capaz de transitar entre tonalidades emocionales opuestas. Considerado el representante actual del retrato moderno, Opie utiliza las últimas tecnologías aplicadas a la pintura; y además de los trabajos realizados por ordenador, en sus esculturas e instalaciones incorpora vinilos con luz interior, paneles LED o pantallas de cristal líquido.

El artista británico se ha hecho internacionalmente conocido gracias a su estilo minimalista de formas muy simples, casi simbólicas, que se apoyan en criptogramas. La representación de caras se reduce a algunas superficies y trazos negros, el color sólo se introduce de forma plana. Sus representaciones de personas y paisajes están basadas en fotografías que él ha trabajado previamente en el ordenador. A finales de 1990 dio principio a este enfoque minimalista de la representación figurativa que ha ido desarrollando hasta llegar a la perfección. Pequeñas diferencias en la posición de las cejas o los ojos, formados por puntos redondos de color negro, cambian el aspecto de la persona representada. Aunque existen muchas series de estos retratos, éstos mantienen un carácter individual. Opie argumenta que se inspira en la señalética, en los logos. “Todos somos símbolos de otras cosas, de la humanidad”, comenta el artista.

Amy Winehouse retratada por Julian Opie.

Pintura, generalmente figurativa, donde la figura humana invade toda su obra, son modelos cotidianos en sus quehaceres diarios, es gente de su entorno que cualquier persona podría ver en su día a día. El esquematismo y los colores vivos definen su pintura, así como también el poder de la línea. Todas las obras representan la figura humana, a excepción de sus series paisajísticas. De ahí que sus personajes y siluetas con cabezas redondeadas le hayan dado fama internacional, basados en modelos concretos, gente de su entorno a los que suele representar desarrollando una actividad cotidiana. Eso es lo que precisamente hace este arista, atrapar la singularidad esencial de cada una de las personas retratadas de un modo que combina de forma extraña lo cotidiano y real con lo idealizado e irreal. Es por esto que, a pesar de reducir el mundo a sus formas más básicas, éstas resultan sorprendentemente expresivas.

“Estate agent and Physiotherapist 2”, 2015, 229 x 171 cm, vinilo sobre madera. Obra de la colección FCDP.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s