Las atractivas figuras de Ray Smith

Son varias las obras del artista texano en la colección de La Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura, entre ellas “La Rubia”, “Susto del mono”, “Tranche” y “Ungernica V (Hombre)”.

Ray Smith (Brownsville, Texas, 1959) reside y trabaja entre las ciudades de Nueva York y Cuernavaca, México; el hecho de haber nacido en una ciudad fronteriza entre USA y México,  hace que la especial iconografía de esas tierras asome en  su obra. Sus cuadros están poblados de atractivas figuras femeninas, exóticos animales y referencias a un paisaje amplio y actividades lúdicas.  Ray Smith plantea relaciones inverosímiles en sus cuadros que le permiten especular sobre la imagen, marcada por sus pinturas segmentadas y esculturas, que combinan elementos del cubismo, grabado, referencia histórica del arte y el collage en composiciones posmodernas. Frecuentemente relacionado con el surrealismo en sus yuxtaposiciones irreales, la obra de Smith también se caracteriza por un tipo único de realismo mágico.

“Susto del mono”, obra de la colección de la FCDP.

Desatacan sus cadáveres exquisitos, en dibujo, pintura y escultura. Ray Smith parte del ejercicio inventado por los surrealistas, pero convierte en individual el juego colectivo. Unas claves se repiten en el conjunto, haciéndolo inquietante y en extremo atractivo: el modo como duplica cabezas y miradas; la coincidencia de una segunda banda en la que un objeto señala el motivo de la acción; el contraste entre piernas fuertes, con frecuencia masculinas, y estilizados pies y zapatos femeninos.

“Cadáveres exquisitos”, 1997, acuarela sobre papel.

Un cambio estético se produce en Ray Smith a  consecuencia del 11-S. Inicia un proceso de búsqueda y transformación de imágenes, con la ayuda de complejos programas de investigación con el ordenador. El resultado es Unguernica (2002), cuyo origen es una foto del tapiz que reproduce el Guernica en la sede de Naciones Unidas, y dio lugar a la serie de obras relacionadas con la obra del gran Picasso.

“Unguernica V (Hombre)”, 2010, mixta sobre madera, obra de la colección FCDP.

Ray Smith surgió en la escena artística de Nueva York en la década de 1980, y desde entonces ha estado persiguiendo un enfoque inclusivo, produciendo pinturas exuberantes y esculturas que se caracterizan por una mezcla de realismo mágico, de surrealismo y de modernismo. Su trabajo también refleja las influencias de los primeros estudios de pintura al fresco con los practicantes tradicionales en México y los políticamente arriesgados muralistas mexicanos. Las figuras humanas retorcidas y que se transforman mediante distorsiones progresivas, se repiten a lo largo de su obra, al igual que las imágenes de los animales antropomórficos absurdos y bestias híbridas, parte humanos y parte animal. A través de estos seres variados, así como imágenes distorsionadas de relojes, Smith reflexiona sobre la complejidad y los absurdos de la sociedad, la familia, la política, la cultura, la guerra y la propia condición humana, enmarcados por el nacimiento y la muerte.

“Tranche”, 2006, 350,5 x 147,3 cm, óleo sobre tela, obra de la colección FCDP.

El trabajo de Smith, que maneja todos los lenguajes artísticos de manera excepcional, se encuentra entre las colecciones y las historias de exposiciones de grandes museos como el Museo Whitney de Arte Americano de Nueva York, el Centro Pompidou de París y el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, entre otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s