Los paisajes de Soledad Sevilla, en la FCDP

“Mirando al Sur”, 1997, es la magnífica obra de Soledad Sevilla, perteneciente a la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de La Pintura.

Soledad Sevilla, (Valencia, 1944), comenzó su carrera artística a finales de los sesenta con posiciones próximas al minimalismo pictórico, etapa que abandonó en los años setenta tras su participación en el Seminario de Generación Automática de Formas Plásticas de la Universidad Complutense de Madrid. En él, la artista se decantó por crear pintura geométrica donde el módulo y sus infinitas variaciones sobre el plano pictórico emergen como temática; no obstante, se debe tener siempre presente que sus construcciones geométricas poseen una lectura poética, rasgo que caracteriza la obra de Sevilla.

Soledad Sevilla, “Meninas”, 1982.

De una pintura de carácter serial y geométrico, Soledad Sevilla fue derivando a una abstracción más “lírica”, en la que se busca una complicidad entre lo emocional y lo racional, y la geometría se convierte en una herramienta para el análisis espacial.

La obra de la colección de la Fundación Canaria Para el Desarrollo de la Pintura, “Mirando al Sur”, refleja esa relación entre luz, materia, color y forma; transmitiéndonos una experiencia sensorial y orgánica, convirtiendo el lienzo en un juego en el que la percepción llega a ser una experiencia emocional y poética. “Mirando al Sur”, refleja ese interés por la naturaleza, donde la artista crea un espacio donde la luz se erige como mentora: y donde Sevilla ha tratado de hacer tangible lo apenas perceptible, multiplicando variaciones cromáticas, pinceladas inquietas y obsesivas; repetidas hasta casi disolverse en su propia atmósfera.

“Mirando al Sur”, 1997, óleo sobre lienzo, díptico 200×280 cm. Obra perteneciente a la colección de la FCDP.

A mediados de los años ochenta comienza a realizar sus primeras instalaciones, que se sitúan en la frontera entre la escultura, el land art y la arquitectura. Sevilla juega con la percepción sensorial y corporal del espectador, con la tensión entre interioridad y exterioridad, entre visibilidad e invisibilidad, entre vivencia íntima y experiencia pública, teniendo siempre en cuenta las especificidades de los lugares en los que estas se realizan.

Instalación de Soledad Sevilla en el Palacio de Crsital del Retiro de Madrid, 2011.

En 1993 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas y en el 2007 la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Su obra forma parte de los principales museos de arte contemporáneos del mundo, entre ellos el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s